Como podar un geranio en primavera

Hoy vamos a ver como podar un geranio en primavera, con el objetivo de conseguir que el mismo tenga un buen crecimiento a lo largo del nuevo ciclo de esplendor. Y es que en muchas ocasiones los geranios pueden llegar muy dañados a la primavera tras un duro invierno, por lo que vamos a ver unas pautas que pueden sernos muy interesantes.

Como podar un geranio en primavera:

Lo primero que tenemos que saber es que la poda en el geranio no es negativo, sino que es positivo, ya que vamos a estimular el crecimiento de nuevo del geranio.

Para ello, recomendamos realizar la poda justo a principios de la primavera, justo cuando se acaban las heladas, ya que así haremos que la planta comience a crecer con fuerza desde los primeros días de calor.

Con el fin de realizar una buena poda, lo primero que tenemos que hacer es cortar las zonas quemadas por el frío. Una vez eliminadas las mismas, tenemos que podar las ramas que nos parezcan que están muy grandes o viejas. De esta manera vamos a obligar al geranio a crear nuevas ramificaciones, las cuales no solo tendrán un color más bonito, sino que además tendrán más potencia a la hora de darnos flores.

Como podemos ver, este proceso de poda lo tenemos que realizar con calma y con buenas tijeras para no dañar a la planta. Eso sí, esta operación no es para nada complicada, por lo que todo el mundo la pueda realizar, sin olvidarnos de que la poda no debe ser demasiado agresiva.

Finalmente, tras un par de semanas, vamos a ver como la planta vuelve a brotar con mucha más fuerza, y tras un poco más de tiempo, vamos a ver las primeras flores, las cuales tendrán un color realmente bonito y la fortaleza de las mismas será muy grande.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *