Cosas sobre el madroño

El madroño es un árbol que necesita mucha luz solar, por lo que su plantanción debe realizarse en un lugar muy soleado, ya que sino no se desarrollara al máximo de sus posibilidades. En cambio en sitios demasiado calurosos, es mejor cultivarlo a semisombra ya que demasiado calor le puede producir al madroño quemaduras, o problemas de desarrollo de sus frutos, cosa que no buscamos para el madroño.

El madroño es un árbol que necesita en invierno bastante frio para poder recoger el frio y asi en primaver poder crecer con mucha más fuerza.
En verano es un árbol que puede resistir temperaturas altas, pero ante esta situación el madroño prefiere refuigiarse un poco de tanto calor. Por ello recomendamos en lugares muy calurosos en verano plantar el madroño en semisombra para que el mismo no reciba tanto calor directo.

Respecto a los lugares en los que se recomienda plantar un madroño, es recomendable plantarlo en suelos con algo de ácidos, aunque si se planta en otro tipo de terrenos no tiene ningun tipo de problemas.
Al ser un árbol frutal, es recomendable si queremos que el madroño nos de fruta darle un abonado como a otros árboles frutales, ya que esto le permitira recoger más energia, a lo que en consecuencia es que el madroño de más frutos y de mayor calidad.

Respecto al riego del madroño se recomienda que en lugares muy calurosos no pierda mucho la húmedad tanto en sus hojas como en el suelo, ya que podria sufrir bastante. En zonas humedas el riego debe ser solo en épocas transitorias de dias sin llover
. Un truco para saber si el madroño tiene sintomas de sequia es ver sus hojas, ya que estas cambian si la humedad no es la suficiente. Ante esto lo que debemos hacer es regar, y si hay estremo de sequedad empapar las hojas del madroño para ayudar a que este recupere antes la humedad.
Por último decir que cuando se producen heladas no hay que regar el madroño, ya que este podria congelarse.

 Para que el madroño este en plenas facultades hay que darle un buen abonado. El madroño necesita un buen abonado cada mes, una vez que comienza la primavera hasta que se den las primeras heladas. Esta temporada es cuando se debe abonar al madroño ya que es cuando el árbol esta en pleno crecimiento, por lo que agradece la ayuda extra.
Si el madroño es nuevo, no hay que abonarlo hasta que veamos que empiezan a salir sus primeras hojas. Una vez visto esto, es cuando ya podemos abonar de menos a más para que este se acostumbre.

Imagen

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *