Helechos frondosos

   Una de las plantas que triunfa en nuestros hogares son los diferentes tipos de helechos.

Pero esta planta, la cual llama la atención por sus frondosas hojas verdes, no debe perder este color, ya que dejara de llamar nuestra atención rápidamente.
Para ello, y para que los helechos crezcan muy sanos, fuertes y frondosos hay que darles mucha humedad, para intentar simular su ambiente natural, el cual se caracteriza por mucha humedad y calor.
Normalmente lo que se suele hacer es regar cada muy poco tiempo, ya que si no nuestros helechos lo notan rápidamente. Un síntoma claro de que nuestros helechos no tienen el grado de humedad mínimo que necesitan es la perdida de color de sus hojas, es decir, las hojas empiezan a clarear en un principio por sus bordes hasta extenderse por la hoja entera. Si esto va a más, las demás hojas pasaran por lo mismo. También podemos comprobar, que si le falta un grado de humedad, las hojas empiezan a decaerse perdiendo la consistencia tan amplia que tienen en su conjunto.
Una forma fácil de dársela, incluso en invierno, es poner sobre la tierra un par de hielos sobre la tierra. Al irse deshaciendo los hielos, el agua ira introduciéndose en la tierra, la cual dará mucha humedad a nuestros helechos de una forma muy sencilla, y esto nos evitara preocuparnos tanto por su humedad.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other