Matar gusano del geranio

gusano

Hoy vamos a ver como matar gusano del geranio, ya que ahora que llega la primavera y el verano el mismo invade a los mismo, lo que quiere decir que tenemos que luchar contra el, con el objetivo de conseguir que el mismo no se coma nuestros geranios y sobre todo que los mismos tengan la fuerza que necesitan para florecer al máximo durante todo el verano.

Matar al gusano de geranio:

Lo primero que tenemos que hacer, es mirar a fondo el geranio en el momento que veamos huecos en el tronco u hojas del mismo comidas. Este es el primer síntoma de que nuestro geranio está infectado por este tipo de gusanos. También podemos ver como las flores son comidas, ya que este es uno de los platos que más les gustan a los geranios.

Cuando veamos que uno de nuestros geranios está infectado, es muy probable que los geranios cercanos también lo estén, por lo que es importante examinarlos.

Yo personalmente prefiero usar unos minutos y examinar los geranios. Esto lo hago ya que son fáciles de localizar y los puedo quitar a mano y matarlos. Para encontrarlos, lo primero que tenemos que examinar son los capullos de las flores que aún no han abierto, ya que es lo que más les gusta. Es por ello, por lo que hay más probabilidad de encontrarlos en esta zona.

También los podemos encontrar en los tallos jóvenes y en algunas hojas.

Como bien hemos dicho, no son para nada difíciles de encontrar y los podemos eliminar a mano.

Sino queremos usar esta operación, porque no tenemos tiempo o directamente porque nos da asco, tenemos que saber que hay líquidos que los eliminan en formato spray. Hay muchos en el mercado y la verdad es que dan buenos resultados. Eso sí, yo personalmente prefiero no usar productos químicos para mi geranio, ya que tengo niños pequeños y los tocan. Pero vamos que sino seguramente también los usaría.

Por otra parte, tenemos que saber que el gusano con el tiempo se transformará en mariposa, la cual será la encargada de poner huevos. La misma prefiere poner los mismos sobre las flores. Por este motivo, para impedir que los mismos eclosionen e invadan aún más nuestros geranios, lo que tenemos que hacer es quitar la flores cuando veamos que las mismas se empiezan a secar. De esta manera, no solo conseguiremos que los gusanos no crezcan, sino que además obligaremos a que el geranio saque nuevos capullos para obtener nuevas flores.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *